Spanish English French

El Plan de Estudios de la Maestría en Historia se constituye como un programa interistitucional reconocido por la UNACH y la UNICACH. Por su carácter, se acoge a las legislaciones de ambas universidades y a los lineamientos del PNPC; al Convenio Específico de Colaboración académica  interinstitucional para el Establecimiento de la Maestría en Historia y a los Lineamientos Operativos de este programa.

 

La vigencia del Plan de Estudios es apartir de octubre de 2015 hasta nueva propuesta. El plan de estudios de la Maestría en Historia consta de 76 créditos SATCA. Consta de 3 asignaturas básicas, 2 cursos optativos por línea de acentuación, 2 cursos electivos, 4 seminarios de tesis, 2 cursos prácticos de archivo o campo, y dos coloquios para presentar los avances de investigación. Todos ellos distribuidos en 4 semestres. La duración de los estudios es de dos años. El estudiante tendrá seis meses más para terminar la versión definitiva de su tesis como requisito indispensable para obtener su grado.

 

El plan contempla tres áreas formativas: básica, de especialización y de investigación. Por su propósito fundamental de formar investigadores de alta especialización, su contenido en el área de investigación es trasversal en toda la estructura del plan de estudios. De este modo se garantiza la formación de investigadores especializados por líneas de conocimiento.

 

El programa de la Maestría en Historia, como se muestra en su estructura curricular, en su horizontalidad enfatiza la formación para el desarrollo de la investigación en las líneas de acentuación elegidas por los estudiantes a partir de los objetos de estudio.

 

Los cuatro cursos optativos fundamentan teóricamente al objeto de investigación desde los marcos metodológicos y las propias teorías que los sustentan. La función transversal de los seminarios de tesis por línea de acentuación permite la continuidad y seguimiento de los procesos de investigación; es por ello, que éstos se representan como seriados con números romanos en el mapa curricular. Respondiendo al carácter del Programa, el trabajo de archivo, campo o museo se contempla dentro de la estructura curricular como una unidad académica que vincula y contrasta los aspectos teoréticos con las herramientas propias del historiador.

 

La estructura curricular favorece la consecución de avances y resultados mediante el seguimiento de un comité tutoral.

 

Las líneas de acentuación son las siguientes:

 

Historia Precolombina. Esta línea tiene como propósito el estudio de los fenómenos históricos en la época precolombina. Se contempla abordar temáticas relacionadas con la historia económica, socio-política y cultural; haciendo énfasis en las implicaciones sociales, las estrategias y representaciones del poder y la historia de la religión. Todas estas temáticas se trabajarán desde una visión interdisciplinaria, utilizando los métodos comparativo y retrospectivo, y haciendo uso de fuentes variadas que incluyan datos arqueológicos, escritos (jeroglíficos y textos  españoles  coloniales), etnográficos e iconográficos. Por ello, toma en cuenta los avances alcanzados en otras disciplinas como la epigrafía e iconografía, la lingüística, la arqueología,  la historia  del  arte y la  etnografía. Se pretende que los trabajos generados dentro de esta línea de acentuación abonen a la historiografía actual sobre el tema.

 

Historia Colonial. Esta línea abordará el análisis de los procesos económicos, políticos, sociales y culturales en el continente americano, desde el arribo de los europeos hasta el surgimiento de los estados nacionales. Dentro de este amplio marco temporal se abarcarán temáticas relacionadas  con la historia económica,  en particular la articulación de redes comerciales y rutas de comunicación, temas que para el caso del sureste mexicano han sido poco tratados. El objeto de estudio de esta línea se analizará desde enfoques metodológicos mixtos recuperando los referentes cuantitativos y cualitativos de las corrientes historiográficas de mayor vigencia: Escuela de los Annales, Antropología Histórica, el Marxismo Estructuralista y el Culturalista, con el propósito de entender y comprender que los fenómenos históricos se explican y comprenden desde una visión interdisciplinaria  y holística. Esta línea contempla también el análisis de la relación entre grupos de poder económico y político, estudiados a partir de un enfoque local y regional que dé cuenta tanto de la distribución de los recursos como de la organización territorial y de distintos aspectos de la vida social: educación, salud y manifestaciones culturales de toda índole. Además, se estudiará la importancia del papel jugado por la prensa como instrumento político de los grupos emergentes  a partir de las independencias y a lo largo del proceso de formación de los Estados-Nación hispanoamericanos.

 

Historia Contemporánea. Esta línea se caracteriza por el estudio de los procesos históricos de las sociedades en México y Centroamérica, desde la segunda mitad del siglo XIX hasta la actualidad. Se profundizará en el conocimiento de la historia de estas sociedades y su papel en la construcción y consolidación  de los estados nacionales de la región. El análisis de esta línea se centrará en revisar los procesos históricos derivados de los conflictos entre las diferentes instituciones y grupos de poder; así como las élites intelectuales y las corrientes de pensamiento en los siglos XIX y XX. Esta línea también considera el estudio de la historia ambiental, el agua, la salud y la enfermedad. El punto de partida o enfoque teórico metodológico de esta línea de la Maestría en Historia será entender la  disciplina no como un conjunto  desarticulado de acontecimientos en tiempos y lugares, sino como  un proceso  dinámico, concatenado, cuyo desarrollo ha tenido como consecuencia el surgimiento de las sociedades contemporáneas de la región. La sistematización de la información de este periodo, la investigación que se lleve a cabo, así como la enseñanza sobre el mismo contribuirá a generar estudios con un enfoque crítico de áreas poco conocidas.

 

Los créditos totales de este Programa tienen su equivalencia en 87 créditos según el acuerdo 279 de la SEP. Dicha equivalencia se señala con la finalidad de facilitar la movilidad de estudiantes en un ámbito más amplio.